Pedro Sánchez y el síndrome de Hubris

Hubris o hybris, es una palabra de origen griego, significa orgullo, presunción o arrogancia.

Los griegos utilizaban este término para hablar del comportamiento humano caracterizado por una arrogancia desafiante frente a los dioses, por una ambición desmesurada que, temeraria e insolentemente, cree que puede obtener mucho más que aquello que el destino le permite.

Pero más allá de la mitología, el Síndrome de Hubris está muy presente en el mundo real.

Infinidad de reyes, emperadores, gobernantes de toda índole, políticos, militares, grandes empresarios y directivos lo han padecido y lo padecen.

Y por supuesto Pedro Sanchez Castejón.

El «Síndrome de Hubris» es un trastorno que se caracteriza por:
– generar un ego desmedido,
– un enfoque personal exagerado
– aparición de excentricidades y
– desprecio hacia las opiniones de los demás.

¿Veís estos síntomas en los comportamientos de Pedro «El autócrata»?:

• Enfoque personal exagerado al comentar asuntos corrientes.
• Confianza exagerada en sí mismo, imprudencia e impulsividad.
• Sentimiento de superioridad sobre los demás.
• Desmedida preocupación por la imagen, lujos y excentricidades.
• El rival debe ser vencido a cualquier precio.
• La pérdida del mando o de la popularidad termina en la desolación, la rabia y el rencor.
• Desprecio por los consejos de quienes les rodean.
• Alejamiento progresivo de la realidad

Deja un comentario